Republicar

Sin costo alguno, usted o su medio pueden publicar este artículo en línea o de manera impresa, gracias a nuestra Licencia de Atribución de Creative Commons. Lo animamos a hacerlo siguiendo estas sencillas instrucciones:
  1. Dar el crédito a los autores.
  2. Dar el crédito a SciDev.Net y si le es posible incluir nuestro logo y un enlace al final que lleve al artículo original.
  3. Puede también publicar las primeras líneas del artículo y luego añadir: "Lea el artículo completo en SciDev.Net" e incluir un enlace al artículo original.
  4. Si además quiere tomar las imágenes que publicamos en esta historia, deberá confirmar con la fuente original si le permite hacerlo.
  5. El modo más fácil de publicar este artículo en su sitio es usando el código que incluimos a continuación.
Para mayor información revise nuestras instrucciones de reproducción y la página de medios.

The full article is available here as HTML.

Press Ctrl-C to copy

Aunque en las conversaciones de las Naciones Unidas sobre el cambio climático realizadas en Bonn, Alemania, del 30 de abril al 10 de mayo hubo escasos progresos en temas clave como financiamiento o transparencia, se lograron avances en otros temas "menos candentes".
 
La reunión, convocada para analizar cómo aterrizar el Acuerdo de París sobre el cambio climático cuando entre en vigencia en 2020, se cerró tras casi dos semanas de intensas conversaciones a las que asistieron aproximadamente 3.000 representantes y observadores de diversos países.
 
Pero fue necesario añadir otra semana de negociaciones para septiembre próximo en Bangkok, Tailandia, antes de la Conferencia de las Partes (COP24) a celebrarse en Katowice, Polonia en diciembre próximo, porque el diálogo sobre el reglamento del Acuerdo de París sigue estancado.
 
Sin embargo, en otros temas sí se obtuvo cierto consenso, especialmente en el mejoramiento de la comunicación de la ciencia con los tomadores de decisión y las comunidades. Además se logró atraer la atención sobre lo que está sucediendo en los océanos.
 
Uno de los documentos elaborados por el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Técnico (SBSTA por sus siglas en inglés), impulsado por Brasil, Argentina y Uruguay, ilustra sobre la importancia de incluir la comunicación de la ciencia:
 
"El SBSTA señaló la importancia de las instituciones y redes regionales y la importancia de proporcionar e intercambiar conocimientos a nivel regional, nacional y local. El SBSTA también señaló que las iniciativas regionales sobre comunicación de la ciencia serán valiosas y se organizarán en estrecha colaboración con las organizaciones y redes regionales de investigación y otras partes interesadas pertinentes, sujeto a la disponibilidad de recursos financieros".

“… es muy bueno que se exhorte a las Partes a llenar los vacíos de conocimiento que tenemos sobre los diferentes roles que los océanos tienen para regular el clima y también como un recurso para la humanidad”.

José Muelbert, Instituto de Oceanografía FURG de Brasil

José Muelbert, profesor del Instituto de Oceanografía FURG de Brasil, señala dos resultados importantes relacionados con la ciencia en la reunión, que tienen que ver con algunos vacíos y el reconocimiento de que las partes necesitan tomar acción sobre ellos.
 
"Uno, son los datos de acceso abierto, cruciales para el estudio del cambio climático y sus impactos. Desde los problemas sociales (como la seguridad alimentaria) hasta los ambientales (pérdida de la biodiversidad), los requisitos de información del estado actual de estos problemas son clave. El segundo tema importante es el reconocimiento del papel de los océanos. Ahora está claro que los océanos cumplen un rol fundamental en la regulación del clima", explicó.
 
"Por lo tanto, es muy bueno que se exhorte a las Partes a llenar los vacíos de conocimiento que tenemos sobre los diferentes roles que los océanos tienen para regular el clima y también como un recurso para la humanidad", agregó Muelbert, que también es investigador adjunto del Instituto de Estudios Marinos y Antárticos (Australia).
 
"Apoyo plenamente la propuesta de estos países para promover la comunicación de la ciencia en el contexto de los Planes Nacionales de Adaptación (NAP). Esta es una propuesta importante que mereció el apoyo que tuvo", comentó a SciDev.Net Saleemul Huq, Director del Centro Internacional para el Cambio Climático y Desarrollo y miembro titular del Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo.
 
Huq agregó que “como los nuevos conocimientos sobre adaptación al cambio climático son procesos de aprendizaje práctico, es importante comunicar el aprendizaje vivencial que surge de las comunidades y países, incluidos los países menos desarrollados". Indicó que la plataforma de Gobeshona en Bangladesh es un buen ejemplo. El científico Jean Ometto, del Centro de Ciencia del Sistema Terrestre (CCST) de Brasil, señaló que la comunicación de la ciencia es crítica: "Dentro de los países, alimentando los procesos locales de toma de decisiones, pero también a escala regional, observando, bajo una mejor estrategia de comunicación, y uniendo esfuerzos para construir el objetivo común de frenar los riesgos del cambio climático".
 
Sobre las soluciones e iniciativas regionales, el ecólogo marino Omar Defeo, de la Universidad de la República (Uruguay), dijo que actuar a nivel regional es clave. "Una escala regional es la adecuada para abordar los procesos y cambios que se suscitan en el océano. Por ejemplo, el trabajo en el Atlántico Sur está siendo coordinado entre Argentina, Uruguay y Brasil. Esto ha permitido establecer cambios en el ecosistema como por ejemplo el corrimiento de la isoterma de 20°C de 9 km por año hacia el sur, y cómo esto afecta la biodiversidad al aumentar la temperatura del agua de mar", señaló.

Como científico, Defeo trabaja con el Instituto Interamericano para la Investigación del Cambio Global (IAI), organización intergubernamental que colabora con la secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) "para explorar las mejores prácticas y formas innovadoras de transferir el conocimiento científico relacionado con el cambio climático a diversas audiencias", dijo Ione Anderson, directora de Política, Alianzas y Comunicación del IAI.
 
IAI es donante de SciDev.Net